Florencia - Italia Regresar a Lunas de Miel
Florencia sólo puede definirse de una forma, y esa es "la Ciudad del Arte". Firenze, como la llaman los italianos, es una pequeña metrópoli cultural que ofrece al visitante los mejores museos y galerías de arte en sus respectivos campos. Por sus museos, por sus tiendas de moda, por la insuperable cocina italiana, por disfrutar de un inolvidable atardecer en el Ponte Vecchio o por el simple hecho de ver al David de Miguel Ángel, ningún viajero quedará desencantado con Florencia.

Atracciones en Florencia 

  La Plaza del Duomo
Debe ser el inicio y el fin de todo viaje a Florencia. La vista conjunta de la Catedral, el Campanile de Giotto y el Battistero di San Giovanni es, junto al Ponte Vecchio, la imagen más famosa de Florencia. 
Podemos decir que si la Plaza de la Señoría es el centro civil de la ciudad, la Plaza del Duomo es el centro religioso y espiritual de Florencia. 
Como lugar curioso, en la esquina de la Via dei Calzaioli con la Plaza del Duomo se encuentra la Loggia del Bigallo, un pequeño soportal donde se exponía a los niños abandonados o desamparados. Fue construida por la Compañía de la Misericordia de Florencia, una de las cofradías más antiguas de la ciudad. 
En la plaza también encontraras el Museo de la Opera del Duomo, lugar donde se exponen, entre otras cosas, las esculturas originales que adornaban los edificios de la plaza. 



 
 

La Piazza della Signoria (Plaza de la Señoría) 
Es la plaza más importante de Florencia. Está situada entre la Plaza del Duomo y el río Arno, 
Es La plaza más animada de Florencia. Además de ser la plaza más bonita, es uno de los lugares con más vida de la ciudad. Durante todo el año y, especialmente durante las noches más calurosas, la gente local y los turistas se reúnen para escuchar a los artistas locales que usan esta plaza como su escenario particular. 

En la Plaza de la Señoría puedes encontrar: 

Palazzo Vecchio: El edificio más característico de la plaza. En su entrada encontraras las esculturas de Adán y Eva, el David de Miguel Ángel, Hércules y Caco. 
Logia dei Lanzi: También llamada Logia de la Señoría, es un pequeño museo al aire libre. En sus soportales se encuentran diversas esculturas como El Rapto de las Sabinas o Perseo con la cabeza de Medusa. Sin duda, es uno de los mejores lugares de Florencia para sentarse y descansar. 
Fuente de Neptuno: Construida por Bartolomeo Ammannati y sus discípulos no fue muy apreciada en sus comienzos. 
Estatua ecuestre de Cosme I: Obra de Giambologna en 1594. 
Otros edificios característicos son el Palacio Uguccioni y el Tribunal de las Mercancías, donde se pueden ver los escudos de los 21 gremios. 
 
 
El Ponte Vecchio
Es a Florencia lo que el Coliseo es a Roma, y es que su imagen es la más conocida y representativa de la ciudad. El Ponte Vecchio es el símbolo del romanticismo que inunda toda Florencia. Los orígenes del "Puente Viejo" se remontan al año 1345 lo que le convierte en el puente de piedra más antiguo de Europa. 

Durante la Segunda Guerra Mundial, el Ponte Vecchio fue el único de los puentes de Florencia que no fue destruido por las tropas alemanas. 

Si hay algo que caracterizó el puente durante años fue la cantidad decandados que eran colocados en éste como señal de amor. Actualmente el rito sigue funcionando, pero cada muy poco tiempo las autoridades quitan los candados por la seguridad de la estructura. Un Buen lugar para descansar, siempre y cuando no te importe estar rodeado de cientos de personas. 


 
 
La Catedral de Florencia
Con su enorme cúpula y su altísimo Campanile, determina la silueta de la ciudad. Ambos edificios están situados junto al Battistero en la Plaza del Duomo. El nombre de la catedral es Santa María de las Flores. 
La construcción de la catedral comenzó en 1296, más de dos siglos después que las catedrales de ciudades cercanas como Pisa o Lucca. La construcción del edificio duró 72 años y finalizó en 1368. El arquitecto fue Arnolfo di Cambio. 
Las dimensiones de la catedral la convierten en una de las iglesias más grandes de la cristiandad: 160 metros de longitud, 43 metros de anchura y 90 metros en su nave trasversal. La altura interior de la cúpula es de 100 metros. 
Cerca de la entrada encontraras la bajada a una pequeña cripta donde se puede ver la tumba de Brunelleschi, descubierta a mediados del siglo XX. 

La cúpula de la Catedral de Florencia fue construida por Filippo Brunelleschicasi un siglo después de la finalización de la catedral. Con 114 metros de altura y 45 metros de diámetro fue el mayor reto en la vida del arquitecto florentino, un reto que le llevó 14 años. Subida a la cúpula. Los 463 escalones de múltiples tipos y diferentes formas que separan el mirador de la calle. El último tramo de la subida se realiza casi vertical entre las bóvedas interior y exterior. 
 
 
El Battistero de San Giovanni 
Situado enfrente de la fachada de la catedral, el Battistero di San Giovanni está considerado como el edificio más antiguo de Florencia. Al igual que los otros edificios de la plaza del Duomo, el Battistero cuenta con un revestimiento de mármol blanco y verde. 
En su interior, lo más sorprendente es el mosaico bizantino de la cúpula. Sus colores dorados recuerdan a los de la Basílica de San Marcos en Venecia. También encontraras la tumba del antipapa Juan XXIII. 

De las tres puertas de acceso al Battistero, la más importante es "La Puerta del Paraíso", situada en la cara orientada a la Catedral. Las Puertas del Paraíso se componen de 10 paneles de bronce con relieves que representan escenas del Antiguo Testamento. Los paneles que se muestran actualmente son copias de los originales ya que, desde 1990, éstos están a salvo de las condiciones meteorológicas en el Museo de la Catedral. 



 
 
Iglesia de Santa María Novella
Si bien la Iglesia de Santa Croce es la sede de los franciscanos, desde 1221 la Iglesia de Santa María Novella es el templo principal de los dominicos en Florencia. El interior de la iglesia está cuidado hasta el último detalle y en sus paredes podrán admirar frescos que reflejan la vida cotidiana de Florencia en la alta Edad Media. Las dos obras más importante que alberga Santa María Novella son: La Trinidad (fresco de Masaccio pionero en usar perspectiva) y el Crucifijo de Brunelleschi (su única escultura en madera). 
 
 
Jardines de Bobolli 
Ubicados detrás el Palacio Pitti se esconden los Jardines de Boboli, unos jardines que con 45.000 metros cuadrados se convierten en la zona verde más grande de Florencia. 
La historia del parque comenzó cuando la familia Médici compró el Palazzo Pitti en 1550. 
Los jardines fueron abiertos al público en 1766 y desde entonces puedes ver Grutas, fuentes, pérgolas, un pequeño lago y cientos de estatuas de mármol. Uno de los lugares más importantes del jardín es el antiguo anfiteatro. En su centro se encuentra un obelisco egipcio que fue llevado desde la Villa Médici en Roma. 
 
 
La Plaza de San Miguel 
La Plaza de Miguel Ángel (Piazzale Michelangelo) es uno de los mejores miradores de Florencia. Desde su cima podrás contemplar la ciudad en todo su esplendor, además de una réplica en bronce del David de Miguel Ángel. 

Cómo llegar? Aunque se puede subir caminando desde la orilla sur del río Arno (hay diferentes caminos que están bien indicados), lo más cómodo es utilizar las líneas de autobús 22 y 23 que dejan en la misma plaza. Una buena opción es subir en autobús y bajar caminando, en poco más de 15 minutos llegaras al Ponte Vecchio. 
 
 
La Galería de los UffiziLa Galería de los Uffizi es una de las colecciones de pintura más ricas y famosas del mundo. Al recorrer el museo también encontraras estatuas griegas y romanas, dibujos y estampas. Las salas de pintura están ordenadas cronológicamente y gracias a la estructura del museo es muy sencillo recorrerlas sin perderse. La parte más famosa es la referente al renacimiento italiano, con obras de genios como Botticelli, Leonardo da Vinci, Miguel Ángel, Rafael o Tiziano. 

La construcción del edificio comenzó en 1560 por orden de Cosme I de Médici para sustituir al Palacio Vecchio como residencia. Entre los cientos de obras de arte que componen la Galería Uffizi, son especialmente conocidas las siguientes: El Nacimiento de Venus (Sandro Botticelli, 1484), Adoración de los Magos (Leonardo da Vinci, 1481 - Obra inacabada), La Anunciación (Leonardo da Vinci), Virgen del jilguero (Rafael, 1505), La Venus de Urbino (Tiziano, 1538) 
 
 
David de Miguel Ángel en la Academia
La Galería de la Academia (Galleria della Accademia) es el segundo museo más visitado de Florencia por detrás de la Galería Uffizi. La exposición fue abierta en 1784 para ofrecer a los alumnos de bellas artes material de estudio. 

El David de Miguel Ángel, si por algo es famosa la Academia es por tener en su interior la obra maestra de Miguel Ángel: el David, una escultura de mármol blanco de 5,17 metros de altura que representa a David antes de enfrentarse con Goliat. 

La escultura fue realizada entre 1501 y 1504 en los talleres de la Opera del Duomo. Al finalizar fue trasladada a las puertas del Ponte Vecchio en la Plaza de la Señoría. Y para protegerla de los fenómenos meteorológicos fue trasladada a la Academia en 1873. 
Además del David, la Galería de la Academia cuenta con otras salas donde se exhiben más esculturas, una gran colección de pinturas religiosas. Así como una exposición de instrumentos musicales antiguos. 

 
 
El Palacio Viejo 
El Palazzo Vecchio (Palacio Viejo) es lo primero que atraerá la atención del visitante que se adentra por primera vez en la Plaza de la Señoría. Su forma de castillo y su torre de 94 metros de altura son uno de los estandartes de Florencia. 
Durante su larga historia el palacio ha tenido diferentes denominaciones: el nombre inicial de Palazzo della Signoria fue sustituido por Palazzo Vecchio cuando la corte se trasladó al Palacio Pitti. 
En la entrada del Palacio podrás observar dos grandes estatuas: a la izquierda la copia del David de Miguel Ángel (la original se trasladó a la Academia) y a la derecha Hércules y Caco (obra de Baccio Bandinelli). 
La Sala del Cinquecento 
Una de las primeras salas que encontraras al visitar el Palazzo Vecchio es la Sala del Cinquecento, una sala que con 54 metros de longitud, 22 metros de anchura y 17 metros de altura es la sala más grande de Florencia. Actualmente conserva su uso original: audiencias y eventos especiales.