Nueva York
Nueva York se ha convertido en los últimos años y por méritos propios en la capital económica y cultural más importante del mundo. Nueva York ofrece un ambiente y un estilo de vida único. Asistir a un musical en Broadway, pasar una noche en Times Square, recorrer de un lado a otro el Puente de Brooklyn, disfrutar de una tarde de compras en la Quinta Avenida o sentirte como un broker en Wall Street, son algunas de las cosas que sólo se pueden hacer en Nueva York. 

Atracciones en Nueva York 

Quinta Avenida 

Si hay una calle famosa en Nueva York esa es la Quinta Avenida, también llamada la Avenida de los Millonarios. Como todas las avenidas de la ciudad, esta calle cruza Nueva York de norte a sur. La Quinta Avenida es una de las calles comerciales más importantes de Nueva York. Podríamos comparar esta calle con los Campos Elíseos de París o Ginza en Tokio. La zona comercial más importante de la Quinta Avenida y donde se encuentran las principales tiendas es la parte más cercana a Central Park. En esta zona encontraras tiendas de la talla de Armani o Cartier. Otra zona comercial importante es la que va desde Washington Square hasta el Flatiron Building (el primer rascacielos de Nueva York). 




Times Square

Con sus miles de luces y enormes carteles publicitarios, Times Square se ha convertido en la imagen más conocida de Nueva York. El centro neurálgico de la zona es la plaza, en el cruce de Broadway con la 7ª Avenida. En Times Square se agolpan bares, restaurantes,teatros, museos y ambiente, mucho ambiente. Times Square es la zona más viva de Manhattan.







Central Park

Central Park es el parque urbano más grande de Nueva York y uno de los más grandes el mundo. Mide más de 4 kilómetros de largo y 800 metros de ancho. En las 340 hectáreas que ocupa Central Park encontraras praderas, lagos artificiales, cascadas y zonas que parecen un auténtico bosque. Dentro del propio parque también se encuentra el Zoo de Central Park y otras atracciones. Además de ser el principal pulmón de Manhattan, este parque es uno de los lugares preferidos por los neoyorquinos para pasear, tomar el sol o hacer deporte. 






Empire State Buildong

El Empire State Building ha sido el edificio más alto del mundo desde 1931 hasta 1972. Hoy en día, tras la caída de las Torres Gemelas, es el edificio más alto de Nueva York y lo seguirá siendo hasta la finalización de la futura Torre de la Libertad. El Empire State tiene 102 plantas y una altura de 381 metros (443 metros si contamos su antena). En el Empire State existen dos miradores, uno en la planta 86 y otro en la 102. El NYSkyride es un "simulador de vuelo" que recorre Nueva York a vista de pájaro. Se encuentra en el interior del Empire State. Estatua de la Libertad La Estatua de la Libertad es, sin duda, el símbolo más famoso de Nueva York. Su lema es: La libertad esclarece el mundo. Este monumento de 46 metros de altura se encuentra situada en Liberty Island (la isla de la libertad), y para visitarla es necesario ir en Ferry. El muelle se encuentra en Battery Park, al sur de Manhattan. La Estatua de la Libertad se inauguró en octubre de 1886 y fue un regalo de los franceses para conmemorar los 100 años de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos. En 1984 fue declarada Patrimonio de la Humanidad. En su diseño participó Gustave Eiffel, el creador de laTorre Eiffel.

World Trade Center – Zona Cero

El World Trade Center (WTC) fue el complejo donde se encontraban las Torres Gemelas hasta los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001. Desde su apertura en 1973 hasta los trágicos atentados, fue el símbolo del poder de la economía americana. Zona Cero, es el nombre que recibió la zona después del 11-S. Esta zona es ahora, además de un lugar cargado de historia. FDNY Memorial Wall: Monumento dedicado a los 343 bomberos fallecidos durante el 11-S. Se encuentra en el cruce entre las calles Liberty y Greenwich. Tribute WTC Visitor Center: Además de contar con una exposición relativa al 11-S, este "museo" ofrece tours a pie. St. Paul's Chapel: Inaugurada en 1766, esta iglesia es el edificio público más antiguo de Manhattan aún en uso. Fue un lugar muy importante durante los atentados y los meses posteriores. En su interior siempre hay recuerdos sobre estos hechos.







Wall Street

Es la calle principal del distrito financiero de Nueva York. Los edificios más importantes de la zona son: La Bolsa (New York Stock Exchange), construido a principios del siglo XX aunque de aspecto clásico, y el Federal Hall, construido a finales del siglo XVIII en estilo neogótico. El nombre de esta calle proviene del siglo XVII, cuando constituía el límite norte de Nueva Ámsterdam, y donde los holandeses construyeron, en 1652, una muralla para defenderse de los ataques, que fue derribada por los británicos en 1699. 






Rockefeller Center

El Rockefeller Center es un complejo de 19 edificios situado en el centro de Nueva York, entre la Quinta y la Sexta Avenida. Su edificio más importante es el rascacielos de General Electric, construido en 1930 tiene 70 plantas y 266 metros de altura. Aunque la arquitectura del complejo es fascinante, el Rockefeller Center destaca por su historia y la ambientación que lo rodea durante todo el año. En los sótanos de estos edificios (The Concourse) y en la entrada desde la Quinta Avenida (Channel Gardens) encontraras algunas de las tiendas más lujosas de Nueva York.






Puente de Brooklyn

Visualizado en el cine en innumerables ocasiones, el Puente de Brooklyn se ha convertido en uno de los puentes más famosos del mundo. Al finalizar su construcción en 1883, el puente se convirtió en el puente colgante más largo del mundo, con una distancia entre pilares de casi 500 metros. Cruzando el Puente de Brooklyn por la noche tendras una de las imágenes más características de Nueva York, la de los edificios de Manhattan iluminados. Se construyó para evitar los problemas que ocasionaba cruzar en barco cuando el río estaba congelado. En esa época, Brooklyn y Manhattan aún eran ciudades independientes.






Madison Square Garden

El Madison Square Garden, comúnmente conocido como The Garden, es el estadio deportivo más importante de Nueva York. Coloquialmente se le conoce como "El coliseo más famoso del mundo". Con cinco plantas y un aforo de más de 20.000 personas, el Madison Square Garden es un gran conocido de todos los aficionados al boxeo. A día de hoy los eventos más importantes que se desarrollan en el Madison Square Garden son los de baloncesto y hockey sobre hielo.






La Catedral de San Patricio

La Catedral de San Patricio de Nueva York (St Patrick's Cathedral) es la catedral católica con estilo neogótico más grande de América del Norte. Está dedicada al Patrón de Irlanda. El diseño de la catedral pretendía ser el de un gran templo con dos torres de más de 100 metros de altura que se alzaran triunfantes sobre la ciudad, algo que se logró durante poco tiempo. Hoy en día la catedral presenta un aspecto más humilde si la comparamos con el imponente Rockefeller Center, situado enfrente de ella. Una vez en el interior merece la pena destacar los enormes órganos, compuestos por 3.920 y 5.918 tubos, y la escultura de La Piedad, tres veces más grande que la de Miguel Ángel situada en la Basílica de San Pedro, en el Vaticano.




Catedral de San Juan el Divino

La Catedral de San Juan el Divino es la catedral anglicana más grande del mundo y funciona como la sede del arzobispado de la Iglesia Episcopal de Nueva York. Después de más de cien años aún no ha sido finalizada, por lo que es conocida como San Juan, la incompleta. Desde el exterior lo más llamativo de la catedral es su gran tamaño, además de los diferentes estilos arquitectónicos que dejan evidencia de las constantes interrupciones durante su construcción. Tras atravesar las inmensas puertas de bronce de la catedral, lo que más llama la atención es el rosetón compuesto por más de 10.000 piezas de cristales de colores, que proyecta una luz muy especial en el interior. Se trata del rosetón más grande de los Estados Unidos. 






Grand Central Terminal

Inaugurada en febrero de 1913, Grand Central Terminal es una de las joyas arquitectónicas de Nueva York. Es un lugar que ha conseguido sobrevivir conservando su estilo durante casi un siglo. La estación actual fue construida sobre la antigua Grand Central Station, La construcción vino motivada por la necesidad de soterrar las vías y jubilar los trenes a vapor. Desde sus primeros bocetos, las obras tardaron 10 años en completarse. Finalmente, para salvar la estación, decidieron construir zonas comerciales en ésta y vender el edificio de oficinas que habían construido en su parte trasera. La parte más llamativa de la estación es, Vanderbilt Hall es una sala de espera de más de 1.100 metros cuadrados. Lo más sorprendente de la sala, además de su tamaño, son sus techos y la decoración en general.


High Line Elevated Park

High Line es un parque urbano elevado construido sobre una antigua línea de ferrocarril de Nueva York. High Line Elevated Park tiene más de 2 kilómetros de longitud y recorre desde Gansevoort Street hasta la calle 34 de la parte oeste de Nueva York. El parque esta dividido en tres secciones y se puede acceder a él por diversos puntos de acceso a lo largo de su recorrido sobre la ciudad. Durante todo el recorrido el parque High Line está repleto de bancos para sentarse, siendo un lugar que ha adquirido importancia a la hora de tomar el sol en verano. Aquí puedes encontrar Eventos como clases de pilates, visitas guiadas e incluso clases de astronomía son algunos de los eventos que se llevan a cabo de forma regular en High Line. Todos las actividades que se realizan en la zona son gratuitas y están impartidas por voluntarios.




Museo Guggenheim

El Museo Guggenheim de Nueva York es el primer museo del mundo creado por la fundación Salomon R. Guggenheim. Guggenheim nació en Filadelfia en 1861 y, tras triunfar a la cabeza de la empresa familiar, dedicada a la minería, comenzó a desarrollar su pasión por el arte moderno a partir de 1926. En 1930 y aconsejado por Hilla Rebay, su asesora de arte, adquirió 150 obras de Kandinsky dando comienzo a su gran colección. Después de 16 años de bocetos, planos y obras, cuando el edificio se inauguró el 21 de marzo de 1959, su arquitecto, Frank Lloyd Wright, fue atacado por crear una obra de arte capaz de eclipsar la exhibición que acogería en su interior. Con su famosa espiral, el edificio ha ido sufriendo diversas ampliaciones y remodelaciones a lo largo de los años, la más moderna a finales de 2008, cuando se preparó el edificio para su 50 aniversario. La colección del museo se ha ido ampliando con el paso de los años y se compone de obras de autores como Marc Chagall, Vasily Kandinsky, Piet Mondrian, Pablo Picasso, Edouard Manet o Vincent van Gogh. Debido al limitado espacio y al intercambio de obras con los otros museos Guggenheim del mundo, la exposición del museo cambia varias veces al año.

Museo de Arte Moderno - MoMA

Inaugurado en 1929, el MoMA, Museo de Arte Moderno de Nueva York, se ha convertido por méritos propios en el museo de arte moderno más importante del mundo. Algunas de las obras más importantes que se exhiben en el Moma son: La noche estrellada de Van Gogh, Las Señoritas de Aviñón de Picasso, La Persistencia de la Memoria de Dalí e Interior holandés de Miró. El Moma es un museo bastante grande y las plantas que más merecen la pena son la cuarta y la quinta, donde se encuentran algunos de los cuadros más famosos de la historia.




Museo Metropolitano del Arte

El Museo Metropolitano del Arte es el segundo museo más visitado del mundo por detrás del Museo del Louvre de París. El museo se inauguró en febrero de 1872 cuando Robert Lee Jenkins donó su colección privada. Desde entonces ha ido incrementando su colección hasta los más de dos millones de objetos. Los objetos más importantes del museo Metropolitano son sus tesoros de las culturas clásicas y las pinturas de artistas de la talla de Monet, Cézanne o Rembrandt. Entre las exhibiciones menos habituales se encuentra la zona egipcia, donde se expone el Templo de Dendur magníficamente reconstruido. Este templo fue un regalo de Egipto por la ayuda en la salvación de Abu Simbel.





Museo Intrepid

Como su nombre indica, el Intrepid Sea, Air & Space Museum es un museo dedicado al mar, al aire y al espacio. Ubicado en el muelle 86, en la orilla del río Hudson, el museo da la oportunidad de visitar los entresijos de un portaaviones, un submarino y un concorde. El Portaaviones Intrepid cede su nombre al museo y es la visita más importante de éste. El barco ha tenido una gran vida útil habiendo participado en dos grandes guerras, en el programa espacial estadounidense y en las labores de rescate de los atentados del 11S. En la cubierta de vuelo encontraréis más de una decena de aviones y helicópteros de distintas épocas, entre los que merece la pena destacar el avión espía A-12 Blackbird, el F-14 Tomcat y el AV-8A Harrier. Bajando al Hangar se encuentra el museo propiamente dicho, donde se pueden ver objetos originales, maquetos y materiales multimedia referentes al barco y a su historia.


Museo de la Ciudad de Nueva York

El Museo de la Ciudad de Nueva York recorre el pasado, presente y futuro de la metrópolis americana. El museo cuenta con cuatro plantas donde se exponen cuadros, juguetes, fotografías y muchos otros objetos y recreaciones que describen la historia de Nueva York. Fue fundado en 1923 como una organización privada sin fines de lucro. 







Museo Whitney de Arte Estadounidense

El Museo Whitney de Arte Estadounidense contiene la mayor colección del mundo de arte estadounidense del siglo XX. El museo fue fundado en 1930 por Gertrude Vandelbilt Whitney, escultora millonaria que coleccionó más de 500 obras de arte a principios de siglo. La creación de su propio museo vino condicionada por la negativa del Metropolitan Museum de exhibir su colección. El edificio actual es obra del arquitecto húngaro Marcel Breuer y fue inaugurado en 1966. Está construido con cemento y granito gris y tiene una fachada imponente.